Mordaza LGTBI, inmigración masiva… pero no hay dinero para las pensiones.

El artículo 72 de la Ley LGTBI pide que se elabore un informe sobre cómo afectan las obras en gays y lesbianas. PODEMOS quiere que todas las actuaciones de la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas incluyan un informe de evaluación de su impacto “sobre la orientación sexual”, además del género. Según la cuadrilla morada  el objetivo es “garantizar la integración del principio de igualdad y no discriminación” en el colectivo de gays, lesbianas y transexuales. La medida aparece reflejada en la Proposición de Ley contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales, y de igualdad social de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales.

Dentro del artículo 72 se indica que “la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas, en el marco de sus respectivas competencias, incorporarán la evaluación del impacto sobre la orientación sexual e identidad de género en el desarrollo de sus competencias, para garantizar la integración del principio de igualdad y no discriminación” al colectivo LGTBI. Esto implica que toda la obra pública tendría que contar con un preceptivo informe que evaluase el impacto en el colectivo. Además del resto de actuaciones de las administraciones estatal y autonómica según Okdiario; https://okdiario.com/espana/2018/02/28/podemos-quiere-todas-leyes-1892814.

Hace unas semanas el Ayuntamiento de Madrid, de Manuela Carmena, encargó la redacción de un estudio para medir el impacto de género en el soterramiento de la M-30, por importe de 52.337 euros.
En este contexto la portavoz municipal, Rita Maestre, defendió que toda actuación urbanística tenía consecuencias para hombres y mujeres y por ello era necesario un informe que lo evaluase. Y resaltó: “El soterramiento de M-30 tiene por supuesto impacto de género”.
De aprobarse la ley LGTBI de Podemos, la M-30 tendría que incluir también un informe sobre cómo afecta a gays, lesbianas y transexuales.

Por otra parte, para redondear las actuaciones circenses de la casta traidora y vendepatrias, el País Vasco pide ayuda a Madrid ante la llegada masiva de menores inmigrantes -para lo que les conviene bien que acuden a Madrid-. El Gobierno vasco habla de «avalancha» y cifra en 1.300 los jóvenes de menos de 18 años no acompañados que hay en Euskadi.
La consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, pidió ayer en Madrid a la ministra de Sanidad y Servicios Sociales, Dolors Montserrat, la colaboración del Gobierno central para hacer frente a la llegada masiva de menores extranjeros no acompañados. Euskadi hace esta reclamación ante lo que el propio Ejecutivo vasco ha calificado en los últimos meses de «avalancha» de jóvenes inmigrantes, que ha desbordado la capacidad de los centros de acogida.

«Este problema no es abordable únicamente desde el ámbito de los Servicios Sociales, sino que implica a los ministerios de Exteriores, Interior, Justicia, Educación, Salud y a las comunidades que son las que, en el caso de Euskadi junto a las diputaciones, gestionamos los recursos que atienden a estos menores», defendió Artolabazal.

Profesionales de los centros de acogida – que censuran la saturación de las instalaciones e hipócritamente denuncian la existencia de mafias, hablando de “indicios”, cuando son los respectivos gobiernos, central y autonómicos, los que alimentan el negocio subvencionado de la inmigración-, han llegado a denunciar la existencias de mafias que dirigen a estos jóvenes norteafricanos a Euskadi, principalmente hacia Bizkaia, para que sean acogidos por las instituciones públicas. La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, confirmó hace poco la existencia de «indicios» de que la «masiva» llegada de menores podría estar dirigida por una red que se encargaría de ayudarles a entrar en el territorio -una red que actúa para cubrir las necesidades del efecto llamada que se produce desde las instituciones del país y de la que son plenamente favorecedores nuestros politicastros porque forman parte de la misma- . Las pistas que habían desatado las sospechas eran, de hecho, la «avalancha» de los últimos meses y la procedencia de los chicos, que en un «porcentaje muy elevado» vienen de Marruecos. La Ertzaintza abrió entonces una investigación. Nada más se sabe de ella. http://www.elcorreo.com/sociedad/euskadi-pide-ayuda-20180302223932-nt.html

Así va España, señores,  es “lógico” que no haya dinero para las pensiones, nuestros pastores tienen otras prioridades.

Miguel Martín
News Reporter

Anímate y déjanos un comentario: