¿Jordi Évole contra el maltrato animal? !Venga ya!

Generaciones infantilizadas waltdisneras están dejándose persuadir por la absurda ideología de la humanización de los animales, o séase, por el Partido Animalista PACMA y sus brigadas, que van camino de entrar en el Congreso de los Diputados. Bien. Peores elementos soporta el hemiciclo, uno o dos más, como si nada. Pero no están solos, Unidos Podemos, en su desesperada búsqueda de votos donde sea y como sea, planteó, de forma encubierta, criminalizar la caza y la pesca -PACMA quiere prohibir la caza directamente- con una propuesta de ley que pretende la reforma del Código Penal ampliando la protección penal a los animales salvajes no protegidos asumiendo las tesis animalistas.

Dentro del texto de la propuesta hay artículos preocupantes, el 337.4, que castiga el trato cruel a todo animal, sea vertebrado o no, ampliando la protección penal a todo el mundo animal. Ojo con pisar una hormiga o matar una rata, prohibidos los sprays matamoscas en verano. Igualmente preocupante el artículo 337.2 que incluye, como circunstancia agravante, el que «se hubiera utilizado otro animal como instrumento para causar las lesiones». Fuera rehalas y cetrería, fuera halcones en los aeropuertos para proteger la seguridad aérea y la pesca con lombriz, el gusano es circunstancia agravante. Otra fuente más de conflicto social que inventan estos energúmenos, revoltijo de multitudes enfrentadas para ganancia de castuzos.

Y llegó Évole para contribuir al animalismo en otra de sus esferas de influencia y actuación que viene a derivar en favor del veganismo y otras secuelas militantes, a través del maltrato animal, que supone todo el proceso comercializador de la carne que comemos, que proviene, ojo, de los no humanos –como ellos dicen-, cerdos, bóvidos y otras especies. Y es que el artículo que le dedican en el medio afín eldiario.es lo pone como un héroe al destapar las prácticas “explotadoras” y “criminales” de la industria cárnica llevando a las masas el trabajo de “investigación” de comandos animalistas que vienen denunciando el maltrato sistemático de empresas como El Pozo. Y sí, deberían ser más cuidadosos con los animales que digerimos, no cabe duda, no hacen falta algodones ni duchas calientes, ni hilos ambientales de música clásica para relajamiento de los cuadrúpedos, pero deberían tratarnos con mucho más respeto a los consumidores cuidando aquellos alimentos por los que pagamos -y, por tanto, a los animales de los que salen- y a los que suponemos ciertas garantías de calidad y salubridad general.

Su programa Salvados no lo vi  -tengo a bien no experimentar la coprofagia- pero sí he leído el dulcificador artículo donde el chaparrito mono bonobo de La Sexta es glorificado hasta el punto final. Como los escribanos del medio digital de tontos ni un pelo, Ruth Toledano entre ellos, aprovechó para engarzar el animalismo con la inmigración y las condiciones de explotación “sin opciones” que sufre este colectivo. Como si los españoles que trabajan en las mismas condiciones sí tuviesen otras opciones. Este es un tema laboral introducido de tapadillo por el propio diario para “concienciarnos” de los siempres sufrientes inmigrantes de paso que tratan un tema completamente diferente. ¿Por qué y para qué?

eldiario.es es soporte fundamental de la PDLI (Plataforma en Defensa de la Libertad de Información, que recibe financiación de la Open Society de George Soros)  a través del periodista José Luis Sánchez codirector y cofundador de eldiario.es, además es miembro del Consejo Asesor Europeo de la Open Society. eldiario.es recibe aportaciones directas de la Open Society y de ONGs paralelas del magnate G.Soros. La PDLI también tiene entre sus colaboradores a miembros investigadores de tecnopolítica de la Universidad Abierta de Cataluña que trabajan a favor de la independencia de Cataluña. También el diario digital Público, de Roures, está adherido a la PDLI.

Y ustedes ya deben saber que su corpus programático sociológico tiene entre sus pilares a difundir el feminismo, el animalismo, la separación de regiones de los estados-nación, el ecologismo, teoría del cambio climático/calentamiento global, anticristianismo/tradiciones, ideología de género, inmigración masiva y algún otro, con el objetivo de dar los pasos conducentes a un gobierno mundial, objetivo final. Y ese corpus, lo que pretende es fomentar el caos absoluto -pero no descontrolado-, la agitación que desarme cualquier posible cohesión social de importancia que intente frenar o contestar el dominio de corporaciones transnacionales interesadas en ese objetivo.

Y este señuelo animalista de La Sexta-Salvados está bajo estos parámetros, programando a la audiencia mediante el trauma de imágenes que condiciona en ella una respuesta previsible y pavlovizada de asentimiento acrítico con objeto de que abracemos el nuevo mantra y pasemos a la acción, al apoyo animalista y a la alimentación vegetariana o vegana. El hombre es carnívoro, evolucionó de los cazadores, sólo hay que verse en el espejo y observar los colmillos, la visión centralizada propia de depredadores, etc, el hombre necesita desde niño, para su normal crecimiento y formación, la proteína cárnica, la vitamina B12,  a pesar de que la industria hortícola y sus “científicos” a sueldo nos quieran vender lo contrario.

Y aunque el animalismo empezó por lo fácil, contra la tauromaquia, progresa en su fanatismo para acabar con cualquier tipo de aprovechamiento animal -para ellos hasta la miel es producto de la explotación de las abejas y por tanto, del maltrato sobre ellas, así como el uso de perros guía “escalvizados” por los ciegos, en Suiza prohibieron cocer langosta de la manera tradicional para evitarle “sufrimientos innecesarios”-. Total, que estos chiflados uncidos al carro de filarcas paniagüados que viven del cuento, empiezan a ser gente peligrosa que no hay que perder de vista porque quieren no sólo imponernos lo que tenemos que pensar, hacer y decir, sino también lo que tenemos que comer.

Hoy me tocaron macarrones y mañana pollo al horno. Lo siento, pero no soy una oveja ripollesa.

http://www.eldiario.es/zonacritica/terrorista-Evole_6_736736325.html

 

Miguel Martín
News Reporter

Anímate y déjanos un comentario: