La CUP señala al cura de la Legión y monta un “escrache” para echarle

000-cup
Santander, a 24 de marzo de 2017

Reverendo Padre D. Custodio Ballester:

Espero que a la llegada de la presente se encuentre usted en perfecto estado de salud y de ánimo, a pesar de las negras sombras que se erigen sobre su persona, las cuales considero de todo punto de vista injustas, indignas y totalmente maliciosas.

Aunque no tengo el gusto de conocerle ya que como podrá comprobar le remito estas letras desde Santander y la distancia me ha privado hasta la fecha de poder saludarle y presentarle mis respetos, desde hace un tiempo sigo atento cuantas referencias, vídeos, entrevistas y noticias caen en mis manos referentes a su persona. Quiero en primer lugar transmitirle mi profunda admiración y gratitud por su ejemplo, y en segundo lugar enviarle mi más afectuoso apoyo que humildemente contribuya a inspirar en usted el ánimo necesario para enfrentar a las hordas totalitarias que le acechan.

Lamentablemente nos ha tocado enfrentarnos en los tiempos que corren a corrientes fanáticas y absolutistas que pretenden imponer sus criterios a aquellos que nos consideramos personas libres y vivimos con arreglo a los valores cristianos que han demostrado ser más útiles a lo largo de los siglos: honor, verdad, deber, familia, trabajo, esperanza, justicia, defensa de la vida, pero que pueden ser recogidos todos ellos bajo una palabra, tan bella para muchos como perniciosa y adversa para los tiranos que hoy florecen: Libertad.

Sepa usted, admirado Padre Ballester, que no está solo en la lucha por la dignidad y las libertades individuales. Aunque a veces no lo parezca y creamos que el mal avanza sin resistencia, somos muchos los que enarbolamos la misma bandera y estamos dispuestos a defender nuestros valores hasta las últimas consecuencias. Como suele decir un amigo mío, siempre hubo alguno que fue el primero en subir el muro enemigo, y aunque parece que es a usted a quien le ha tocado desempeñar ese papel en esta causa, no dude por un instante que no le vamos a dejar solo en la batalla.

Puede tener la certeza de que a pesar de la distancia tiene en mi un fiel amigo y leal servidor para lo que requiera y será un honor ayudarle en cualquier difícil situación.

Reciba un afectísimo saludo en Cristo,

JLZ

Mike Donnigan
Soy un abogado liberal de la Escuela de Weld; quizás no sea un genio, pero no dejo que otros piensen por mí. Rindo cuentas al tribunal de mi propia razón, ya que de Juvenal aprendí que es cosa torpísima el anteponer la vida al honor, y por salvar la vida perder la razón de vivir. Mi patria es mi cultura e intento ocuparme de mis cacharros, sin agobiarme por no saber hacer el barro; Siempre dispuesto a batirme, con la pluma o con el sable.

Anímate y déjanos un comentario: