Brutal agresión a Patricia, una menor de 15 años. (Abstenerse sensibles, dentro vídeo)

Austria es uno de esos países que a cualquiera le gustaría visitar. Orden, calidad de vida, cultura y todo lo mejor que se pudiera esperar de un país civilizado y moderno. Y eso es precisamente lo que hay que destruir más rápido que deprisa, para que no quede en Europa vestigio de ningún modelo social construído a través de fuertes bases históricas y político-económicas. !Y vaya si lo están consiguiendo! La receta es la misma que nos imponen a los demás países, relegar la soberanía nacional a los poderes globalistas y a sus dictados genocidas.

Pero ningún país es doblegable por las buenas sin la complicidad de los partidos políticos, instituciones, asociaciones, ONG´s y el buenismo irracional y estúpido de buena parte de sus habitantes, todos, de común acuerdo, para socavar la cohesión social y entregarnos a las profundidades abisales sin posibilidad de retorno.

Es lo que llaman los expertos “el caos controlado como estrategia política” y que tiene varios puntos importantes entre los que cabe destacar:

-La desideologización de la población.

-La pérdida de control sobre la economía y su destrucción final (el yugo de la deuda).

-La reducción del tamaño de la población nativa y sus sustitución por poblaciones extranjeras, especialmente de origen musulmán.

– El control de las naciones es interceptado por organizaciones criminales y supranacionales.

-Convertir a los ciudadanos en meros individuos pasivos para destruir su propia identidad (destrucción de sus principales tradiciones, religión,etc).

-Burocratizar los gobiernos infiltrando en ellos agentes de influencia para transformas los partidos y movimientos políticos en meras fachadas de marketing.

-Promover conflictos étnico-religiosos para fragmentar la sociedad y así poder controlarla mejor.

El resultado de todo este neoliberalismo del Nuevo Orden Mundial puede observarse con sólo salir a la calle o encender la televisión. Hemos perdido tanto terreno que quizás sea imposible ya recuperarlo. Y lo vamos a seguir pagando cada vez más caro. Pero volvamos a Austria para ocuparnos de un caso concreto, ocurrido a plena luz del día, en Viena, donde una rehala de perros justicieros arrinconaron a Patricia, una cría de 15 años polaca, a la que acusaron de haberle quitado el velo a una chica musulmana en un centro comercial. Es tal la rabia, indignación y frustración que me ha producido ver estas imágenes que os juro que, de haber estado presente, me hubiera hecho matar por defenderla.

Sola, impertérrita, mártir, con más huevos que cualquier muyahidín y entronizando toda la dignidad humana posible en su persona, es víctima de una agresión brutal a puros bofetones que consiguen romperle la mandíbula y hacerla sangrar por la boca sin descuajarse lo más mínimo, sin perder la compostura y esperando cada nuevo turno resistiendo sin desfallecer, siempre en equilibrio. Heróica y valiente estableció la metáfora, Europa poniendo las dos mejillas ante los cobardes invasores -perdón, quise decir, refugiados-, con la diferencia de que ella no se acuclilla como lo lleva haciendo Europa desde hace años, rendida, trapeada y prostituida navegando con rumbo hundimiento.

Aquí les dejo un acertado comentario sobre la noticia que define muy bien el ambiente; “saben que el islam da miedo, y es su principal arma contra los acojonados austríacos, que poco pueden hacer ante la política de brazos caídos que impera en el país”. Y también el enlace donde podrán ver todo completo, incluída la agresión, se lo dedico especialmente a todos los progres, enemigos sin conciencia.

Si quieren más información sobre la etnia de los agresores aquí el enlace:

http://www.periodistadigital.com/america/legislacion-y-documentos/2017/01/16/asi-le-parten-la-mandibula-a-bofetadas-unos-musulmanes-a-una-chica-de-15-anos-en-viena.shtml

Miguel Martín
News Reporter

Anímate y déjanos un comentario: