Ruy Pérez de Viedma

Español de Castilla. Vivo seis meses al año cautivo, que no es vivir, para pagar alcabalas, portazgos, sisas y otros impuestos. El resto del tiempo cultivo mi afecto por las causas perdidas: la familia, la libertad, la empresa, el talento (ajeno), algunas tradiciones, ciertos arcaísmos (deber, honor, valor), los aceros y las letras. Avanzo a oscuras en un mundo azaroso; de tarde en tarde Alguien enciende una luz para que no pierda el camino.