Mike Donnigan

Soy un abogado liberal de la Escuela de Weld; quizás no sea un genio, pero no dejo que otros piensen por mí. Rindo cuentas al tribunal de mi propia razón, ya que de Juvenal aprendí que es cosa torpísima el anteponer la vida al honor, y por salvar la vida perder la razón de vivir. Mi patria es mi cultura e intento ocuparme de mis cacharros, sin agobiarme por no saber hacer el barro; Siempre dispuesto a batirme, con la pluma o con el sable.