Agenda programada de transgenización social, por el profesor Nikolai Kadrin.

N.Kadrin es profesor en la universidad estatal de Novosibirsk y miembro de la Academia Rusa de las Ciencias. Ha trabajado durante años en el estudio de la transgenización social en los países de occidente y sus principales conclusiones pueden resumirse de la siguiente manera:

“Los países europeos son el bastión para la implantación forzada de un modelo social transgénero. Los países del Este, con Rusia a la cabeza, son contrarios a esta agenda -cabe destacar la prohibión de todas las ONG financiadas por Soros que han sido prohibidas en Rusia-, por eso son objeto de sanciones económicas -al igual que Polonia, Hungría y R. Checa, principalmente, contrarias a la inmigración masiva por decreto y que hace unos días fueron amenazados por la UE con la posible retirada de fondos europeos- y otras hostilidades estratégicas por parte de EEUU, bajo excusas políticas.

El objetivo de la agenda es instaurar una sociedad transgénero estableciendo un modelo de confusión generalizado entre las identidades de género y el género real de las personas así como la falsa disociación entre género y sexo. Cambio de los sistemas educativos con el transgénero como alternativa al sexo femenino y masculino. Se imponen diversos tipos de familia, anteponiendo la homosexual y la monoparental a la formada por hombre y mujer. Intromisión de los gobiernos en la educación de los niños eliminando la potestad de los padres en favor de las autoridades y los Estados, quienes decidirán qué es lo correcto  -si el cambio de sexo es deseado por un menor, por ejemplo, ante la negativa de los padres, será un juez quien decida- y cómo hay que educar a los hijos. Judicialización de la relación padres-hijos para desvirtuar a la familia natural.

Los ídolos musicales son escogidos por esas mismas industrias para presentarlos como lo realmente natural -vean las aberraciones del reguetón, rap, pop, en todos los canales tipo MTV, y que los jovencitos interiorizan como algo natural en sus vidas- y moderno entre  niños y adolescentes aprovechando esa etapa de fragilidad de la personalidad y formación en su educación y valores. Los ídolos representan el modelo a seguir por encima de los padres.

Los medios de comunicación de masas con sus noticieros y programas informativos bombardean a la población con mensajes de condena contra aquellos que se oponen -con los covenidos terminachos, homófobo, tránsfobo, etc-. Confrontación hombre-mujer y plena aceptación de un tercer género. Propaganda mediática del transgénero. Legislaciones que favorecen las politíticas de género eliminando la presunción de inocencia y el principio ateniense de igualdad ante la ley y sin discriminación por sexo. Promulgación de políticas de cuota según el género, alentando la confrontación entre sexos -ahora piden cuotas femeninas, después cuotas en favor de lesbianas, transexuales, no binarios, pangénero, género cruzado, así hasta el infinito-.

Posicionamiento de todos los partidos políticos del Sistema a favor de esta política de confrontación de género -también el PP está metido, ley Cifuentes LGTBI en la Comunidad de Madrid, etc-. Ser madre ya no representa la felicidad -ahora lo venden como esclavitud del heteropatriarcado opresor y demás-.

Perversión del lenguaje hasta invertir el lenguaje técnico de las palabras -lo de “miembras” y “portavoza” no es nada casual-. Imposición del lenguaje pseudofeminista y transgénero con el cómplice silencio académico. Políticas legislativas a favor de la interrupción del embarazo estableciendo una nueva praxis por la cual se margina a los médicos discordantes y se promociona a los favorables -toda esta agenda de transgenización es un pilar más de la  política globalista antinatalista- Sustitución de la gestación natural. Paso previo al transhumanismo y la selección artificial. Se impulsan legislaciones que favorezcan las uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo, transexuales y transgénero.

Políticas de adoctrinamiento difundidas por los gobiernos y los medios de masas para obligar a la población a asumir a la fuerza los nuevos conceptos familiares, promocionando una vez más a los profesionales afines -no hay más que ver la cantidad de progres que se han subido al carro para promocionarse, escritores, periodistas, actores, políticos…- Inversión de valores y redefinición de lo natural.

Métodos de confusión consistentes en la condena social a la pederastia y la pedofilia -condenan a los portadores de material pedófilo y sin embargo se subvencionan organizaciones feministas que defienden la pedofilia como una orientación sexual más, recuerden el caso de la murciana pro-pedofilia Doctora Glas, publicado en este blog- mientras se promociona la sexualización más temprana de los niños con políticas educativas que sustituyen la influencia de los padres por un activismo sexual normalizado entre niños y adolescentes animando a las distintas prácticas marginando los sentimientos y el concepto intrínseco del amor y el respeto.

Financiación y creación de asociaciones -se extienden como hongos bañados en dinero público-, fundaciones, sindicatos, del ámbito político, artístico, jurídico -asociaciones de jueces feministas-, educativo, mediático…que apoyen y expandan la transgenización para llevar a cabo esta ingeniería social programada. Líderes de opinión y programas dirigidos a todos los públicos en horarios de máxima audiencia. a través de los medios públicos y privados-subvencionados”.

Y a todo esto le llaman progreso.

Miguel Martín
News Reporter

Anímate y déjanos un comentario: